Aquí algunos consejos para limpiar tus flores de seda con el fin de que luzcan siempre bellas y relucientes:

  1. Si en el espacio en el que están tus flores hay mucho polvo, recomendamos soplar las partículas de polvo con un secador de pelo, en la opción de aire frío.
  2. Si tus flores estuvieron durante una temporada en una vitrina o un stand comercial o de exhibición y necesitan pasar por agua, recomendamos darles una suave ducha. Sí, si dispones de una ducha tipo “teléfono” sería ideal que las rociaras con agua tibia y las dejaras remojando una media hora. Si hay mucha suciedad que no sale solamente con el agua, puedes usar un jabón de glicerina o un poco de shampú en tu lavaza. Luego con la misma ducha las enjuagas.
  3. Aseo periódico: Recomendamos pasar un plumero frecuentemente  con el fin de que el polvo no logre adherirse a los pétalos de las flores, así se lograrán mantener mejor.
0

Escribe lo que buscas y presiona la tecla "enter"